El vallenato, un tesoro ancestral

0
Escultura en el festival vallenato. Valledupar.

Muchos colombianos proclaman orgullosos que el vallenato, género musical autóctono de la región Caribe de nuestro país, es ahora  Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Imagen de http://lareinadelvallenato.co

Este reconocimiento hecho por la Unesco, me motiva a hacer una pausa en la remembranza de los juglares primitivos para ahondar en este hecho que  busca generar consciencia del valor de esta expresión cultural.

“El vallenato entra en la lista de salvaguardia urgente del #PatrimonioInmaterial».

Con esta frase, hace casi tres años, la Unesco informó en redes sociales la noticia, y a la vez alertó sobre el peligro que corría este folclor, que además es un tesoro ancestral que reconcilia y unifica a indígenas, negros y blancos.

La percusión negroide, las melodías y danzas de nuestros indígenas, la poesía española y la rica tradición se unieron para describir paisajes y contar historias, amores, mensajes y vivencias al ritmo del acordeón, la caja y la guacharaca.
Son varias las razones por las que el vallenato está en riesgo. Para la Unesco una de las más fuertes es el conflicto armado, en medio del cual se han dado hechos tan lamentables como el secuestro y asesinato de la ex ministra de cultura Consuelo Araújo Noguera por parte de las Farc, que significó una pérdida irreparable para el folclor.

Pero también existe un flagelo que ha aumentado en los últimos años: la transformación que ha sufrido el vallenato, todo como resultado de las fusiones con otros ritmos como la ranchera, la bachata o el reggaetón.

Ya lo había advertido La Cacica en 1973 en su libro «Vallenatología, Orígenes y Fundamentos de la música vallenata», en el que critica “la nociva influencia que ciertos empresarios de casas disqueras han tenido en comercialización de la música vallenata, la cual, de ser un patrimonio moral y afectivo del pueblo, ha pasado a convertirse en capital de empresas privadas».

¿Está bien llenarse los bolsillos de dinero transgrediendo un género único y arrancándole su esencia con tal de hacerlo más comercial?

Si se continúa utilizando, modificando y mutilando al vallenato, si se mantiene esa dinámica de «todo vale» con tal de vender más, se podría llegar al punto en que se extinga el verdadero vallenato.

La invitación es a que todos quienes aman este folclor se conviertan en abanderados, promoviendo la realización de festivales y concursos regionales, nacionales e internacionales en los que se rescate el vallenato tradicional, del vallenato puro.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe un comentario
Please enter your name here