Siguen peleando las propiedades de Diomedes Díaz

0

Diomedes Díaz, el ‘cantor campesino’, alcanzó a ganar una inmensa fortuna representada en fincas, casas, apartamentos, vehículos, ganado y hasta caballos de paso fino, sin incluir los millonarios ingresos que obtuvo por las regalías de su exitosa carrera musical.

Donaldo Mendoza, administrador de la finca Las Nubes, quien trabajó para Diomedes durante los últimos 19 años, recuerda que su patrón alcanzó a tener cuatro haciendas: La Virgen del Carmen, Los Tunales, Buenos Aires y Carrizal, en jurisdicción de La Junta, La Guajira, con más de 1.300 hectáreas de tierra, 1.000 cabezas de ganado, maquinaria y cultivos.
Dijo que comenzó a trabajar con el Cacique en 1996 en la región de Veracruz, donde le conoció todas esas propiedades. En 2005 llegó a la finca Las Nubes, pero para esa época solo le quedaba Carrizal y unas 300 reses, lo demás lo fue vendiendo.

“Lo noté cansado, se sentó debajo de un árbol, me pidió comida y luego caminó agarrado de un brazo por mí y del otro por su mujer. Me preguntó si había escuchado su último disco, “La vida del artista”, y lo mandó a repetir cuatro veces”, relató Mendoza.
Durante su estancia en el lugar mandó a llenar una parte de la piscina para que se bañaran las niñas. Según recuerda el administrador, sería la única vez que la utilizó. “Esa fue una inversión grande que hizo Diomedes, mandó a construir esa piscina y prácticamente no la usó”, señaló.

El 17 de diciembre de 2013, cinco días antes de morir, Diomedes visitó por última vez la finca Las Nubes. Llegó en una camioneta con su compañera sentimental, Luz Consuelo Martínez, y sus hijas menores.

Después de la corta visita a la finca, a la que siempre llegaba como el dueño que era, me dio un abrazo, se subió a la camioneta y se fue. Pensé: Diomedes está como raro, pero se despidió y solo lo volví a ver cuando lo llevaron a la clínica el día que se murió, indicó su fiel trabajador.

Actualmente la hacienda Las Nubes, ubicada en el corregimiento Badillo, al norte de Valledupar está en disputa entre sus hijos y su exmánager José Zequeda. También es reclamada en un proceso de restitución de tierras por familiares del primer dueño, Beltrán Hinojosa, desplazados por los paramilitares.

“Empecé a trabajar con el Cacique como tractorista, después como su conductor en las fincas y luego me trajo a Las Nubes para que la administrara, a mí quien me pagaba era él, no conozco otro patrón”, afirmó.

Con una sentencia del Juzgado Primero de Familia de Valledupar, Betsy Liliana González, ex compañera sentimental de Diomedes, reclamó como única dueña la casa del barrio Los Ángeles en esta capital, donde vivió el cantante junto con su última pareja Luz Consuelo Martínez hasta el día de su muerte.

 Bajo el radicado 288 de 2010, Betsy Liliana inició un proceso luego de su separación con Diomedes para levantar la afectación familiar que había inscrito a favor del artista y recuperar totalmente la vivienda que adquirió estando con él, mediante escritura pública 1910 del 12 de junio de 1996 ante la Notaría Primera de Valledupar.

El apoderado de la mujer en este caso, el abogado José Luis Castro, explicó que para la época, Diomedes tenía la sociedad conyugal vigente con Patricia Acosta, a pesar de haberse separado años atrás. Por este motivo, los bienes se los escrituraba a Betsy Liliana, entre ellos la casa en cuestión y dos fincas.

“Mi cliente adquirió la propiedad en la transversal 13 No 6 A-35 en esta ciudad por medio de escritura debidamente inscrita en la oficina de Registro de Instrumentos Públicos de Valledupar. Sobre el inmueble, la propietaria constituyó afectación familiar a favor de Diomedes Díaz Maestre, a través de la escritura pública 1819 del 2 de diciembre de 2002 ante la Notaría Segunda, como compañero permanente en ese momento”, sostuvo José Luis Castro.

Bien lo decía el cacique en su canción «La Plata»…

 

Información desde: http://www.portalvallenato.com

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe un comentario
Please enter your name here